En deuda 

Estoy en deuda con la añoranza con la belleza, el infinito y la guitarra, 

con las heridas y la paciencia 

restauradora de tantas cosas insospechadas, 

con los recursos del imprevisto, con tu ternura, 

con los amigos, con el Oriente, con la aventura, 

con cada lagrima destendida por esconder lo mejor del pecho, 

con los poetas y con sus sueños a la deriva, 

con el paisaje que me entrego la razón mas simple 

con los errores, imprescindibles para el regreso al hogar del alma, 

con el deseo… 

Estoy en deuda con mis verdugos por transformarme el dolor en voz 

y el amor en culto, 

con las abejas y las hormigas 

que me enseñaron que cada cima tiene su día, 

con el derroche de fantasía 

que me salvaba de sucumbir sin la redención de cada batalla, 

con los naufragios en tantos vientres donde el amor estampo su huella, 

con Krishnamurti, con Juan Gaviota y la irreverencia, 

con el misterio de una canción que sello mi rumbo 

con el buen juicio y las confesiones, con el candor de los desvalidos, 

con las estrellas estoy en deuda.

In debt 

I am indebted with the longing, with the beauty, the infinite and the guitar, 

with the wounds and the patience 

restorer of many unsuspected things, 

with the resources of unforeseen, with your tenderness, 

with the friends, the East, with  adventure, 

with every folded tear to hide the best of the chest, 

with the poets and with their drifting dreams, 

with the landscape that gave me the simplest reason 

with the errors, essentials to return to the home of the soul, 

with the desire ... 

I am indebted to my executioners for transforming pain in voice 

and love in worship, 

with bees and ants because they taught me that every peak has its day, 

with the prodigality of fantasy that saved me 

of succumbing without the redemption of every battle, 

with the shipwrecks in so many bellies where love stamped its trace, 

with Krishnamurti, with Jonathan L. Seagull, and irreverence, 

with the mystery of a song that sealed my path 

with the good judgment and the confessions, 

with the candor of the helpless ones, 

with the stars I am in debt.

Mi familia 

Mi familia es esa sombra estática que a la vez tiene sabor sui generis 

que dono su herencia a la semántica sin tener en cuenta que la génesis 

no la puede predecir su fábrica de ilusiones y virtudes térmicas. 

Todo el mundo ha sido un buen católico, educados al olor del púlpito 

Incapaces de un asunto sórdido, salvo algún desliz de tono lúbrico 

bajo cuerda y sin subir la música para no dejar paso a la réplica. 

Solo uno quedo en la República ocupando un cargo que da vértigos 

los demás han integrado el éxodo impregnados de una fe patriótica 

Esta llena de señores prácticos que jamás han detenido el transito 

para hundirse en cantos filosóficos propios de poetas ditirámbicos. 

Cada cual quiso alcanzar la cúspide, la que nos trae seguridad mecánica, 

sin pensar en el error dietético de dejar al alma sin su pálpito 

Integrando una danza vesánica se han tornado grasos y frenéticos. 

Conformándose con ser de rúbrica, van dejando su retrato plástico 

de un color incierto y tan palúdico que los hace parecer simpáticos 

a los ojos de cualquier minúsculo soñador de corazón escuálido 

En el fondo mi familia es cándida, prisionera de patrones fétidos 

con sus ansias de lograra matricula en un cielo cada vez mas gélido. 

Con su largo embrollo genealógico, atraviesa el valle de las lágrimas 

convencida de su rol histórico y del precio que tendrán sus dádivas.

My family 

My family is this static shadow that at the same time has a" sui generis" flavor 

who donated its inheritance to semantics regardless that the genesis 

can not be predicted by its factory of illusions and thermal virtues. 

Everyone has been a good catholic, educated under the scent of the pulpit 

Incapable of a sordid affairs,  except for some sporadic slip of lustful tone 

privately and without raising the music, not to give way to response. 

Only one of them remained in the Republic, holding a position that gives dizziness. 

The others have joined the exodus imbued with a patriotic faith. 

It is full of pragmatic gentlemen who have never stopped the traffic 

in order to sink into philosophical chants typical of dithyrambic poets 

Everyone wanted to reach the top, that brings us mechanical safety, 

without thinking about their dietary error which  is to leave the soul without its hunch 

being part of a madness dance they have become fatty and frantic. 

Being content to be of rubric, they are leaving their plastic portrait 

from an uncertain and boggy color that makes them look nice 

in the eyes of any tiny dreamer of squalid heart. 

Deep inside my family is candid, prisoner of its fetid patterns, 

with their desire to achieve enrollment in an increasingly coldest heaven 

With its long genealogical entanglement, it crosses the “Valley of Tears” 

convinced of its historical role and of the price they will have for they gifts.

Ritos de la espera 

Te esperé tan despierto, investido de aromas y flores 

como espera la muerte al silencio. 

Te esperé con el alba y rendido a tu espuma 

te esperé con la bruma y mis versos en andas. 

Te esperé desarmado sin certeza de largos encuentros. 

Te esperé con la luz en las manos 

y escondí mi tristeza para no desangrarte, 

para no profanar tus deseos silvestres. 

Te espere como un sabio resignado a la oferta del viento, 

convencido y austero, con la gloria en el barro, 

la mirada en la orilla y los pies en el predio del cielo. 

Te espere inútilmente con el ultimo aliento vibrando, 

para no repetirme inclemente 

la promesa que osaste llevar hasta el cansancio. 

Te espere de regreso mas nunca llegaste.

Rites of waiting 

I waited for you so awake invested with scents and flowers 

as death waits for silence. 

I waited for you at dawn and devoted to your foam 

I waited for you with the mist and my verses in your walk. 

I waited for you disarmed with no certainty of long meetings. 

I waited for you with the light in hands 

and I hid my sadness not to bleed you, 

not to desecrate your wildest desires. 

I waited for you like a sage resigned to the offer of the wind, 

convinced and austere, with the glory in the mud, 

the gaze on the shore and my feet on heavens’ land. 

I waited for you in vain with the last breath vibrating. 

to avoid repeating myself inclement 

the promise that you venture to take up to the weariness 

I waited for you back but you never arrived. 

Paloma sin nombre 

Paloma que vuelve 

paloma que pasa 

paloma que olvida, 

que tiembla, que arrasa 

paloma que juega 

paloma de antaño 

que toma una flor 

y deshoja mis años, 

paloma que duerme 

y no cierra la herida 

paloma que lleva 

en sus ojos la vida 

paloma del llanto, 

del beso y la calma 

paloma que llegas 

talándome el alma. 

paloma que encuentro 

entre el mar y el rocío 

paloma que pierdo 

paloma mi abrigo 

paloma sin nombre 

de imagen helada 

paloma con todo 

paloma con nada. 

paloma que un día 

comparte mi lecho 

y en invierno vuela 

lejos de mi pecho 

paloma de sueños, 

de sal, de cristal 

paloma tan libre 

sin su palomar. 

Paloma que vive 

a la par de la brisa 

paloma que ríe 

porque ella es la risa 

paloma que espero 

si vuelve al amor 

paloma que pierdo 

paloma que muero.

Dove without a name 

Dove that returns, 

dove that passes, 

dove that is forgets, 

that trembles, that devastates, 

dove that plays, 

dove of yesteryear, 

who takes a flower 

and plucks my years, 

dove that sleeps 

and does not heal the wound, 

dove carrying 

in its eyes the life, 

dove of the crying, 

of the kiss and the calmness, 

dove that arrives 

cutting down my soul, 

dove that I find 

between the sea and the dew, 

dove that I lose, 

dove my shelter, 

dove without name 

of frozen image, 

dove with everything, 

dove with nothing, 

dove that one day 

shares my bed, 

and in winter 

it flies far from my chest, 

dove of dreams, 

of salt, of glass, 

dove so free 

without its dovecote, 

dove who lives 

on par with the breeze, 

dove who laughs 

because she is the laughter, 

dove that I’m waiting 

if she returns to love, 

dove that I lose, 

dove that I die.

Si nos niega un amigo 

Si nos niega un amigo una estrella se esconde 

a llorar su vergüenza a espaldas de los hombres 

No hay huella en tu ventana, no hay risa en el camino. 

Se empaña la mañana y sabe amargo el vino. 

Si nos niega un amigo se pudre la confianza 

que pendiente de un hilo ayer se balanceaba 

sobre el dolor y el llanto entre luces y sombras 

cuando nadie escuchaba el paso de las horas. 

Si nos niega un amigo por miedo a los conjuros 

de amos e inquisidores y de ejemplares puros 

que por treinta monedas nos clavan a un madero 

y hacen de la agonía un acto de consuelo. 

Si nos niega un amigo cuando todos se marchan 

y la fe nos castiga y la ilusión no alcanza 

para segar las mieses que asoman en el alma 

que queda para el viaje si no nos dejan nada 

y nos niega un amigo?.

If a friend denies us 

If a friend denies us a star is hiding 

to mourn its shame behind mankind. 

There’s no trace on your window, no laughter in the path, 

Morning fogs and wine tastes bitter 

If a friend denies us, 

confidence, that dangled yesterday 

hanging in the balance, 

rots over pain and tears, 

between lights and shadows when no one listened 

to the pace of things. 

If a friend denies us, fearing spells 

of masters, inquisitors and “pure specimens” 

that they nailed us to a tree for “thirty pieces of silver”, 

doing of the agony a consolation act. 

If a friend denies us, when everyone depart, 

when faith punishes us and hope is not enough 

for mowing the harvest which appears in the soul, 

what is left for the trip if they do not leave us anything 

and a friend denies us?

Don Carlos 

Don Carlos fue un señor de cuello y de corbata 

viajante de comercio, un hombre de su casa. 

Fue pura seriedad -según cuenta su gente- 

“sportsman”, pescador, celoso intransigente, 

apuesto, fanfarrón, erecto y atildado, 

hoy luce una joroba y un traje mal planchado. 

El caso es que los años le han dado una manía 

que la gente de bien no entiende todavía. 

Es su mayor placer hurgar en los latones 

donde duermen recuerdos entre cien mil olores 

objetos sin valor para aquel que los olvida 

creyendo que a la larga es dueño de la vida. 

Don Carlos los recoge los ata con cariño 

y esboza una sonrisa que solo dan los niños 

después de almacenarlos al tiempo se le olvida 

que recogió una flor entre la porquería. 

Don Carlos es feliz, feliz completamente 

desde que se cambió el traje de decente 

por el de colector de alambres y tornillos 

no hay tira de papel que escape a su bolsillo 

no hay nada que lo turbe, no hay nada que le falte 

la vida es una veta de cosas desechables. 

¡Hurra por ti campeón del sueño y la sonrisa! 

¡Salud, gran andarín, delirante sin prisa!